Hablar de astronomía tiene una parte que siempre tiene algo de inconveniente. Podemos hablar de nebulosas, galaxias, supernovas, estrellas, planetas… pero en muchos casos ni siquiera tenemos la posibilidad de mostrar una imagen detallada de aquello de lo que estamos hablando porque, simplemente, no podemos verlo. Por suerte, tenemos algo que se puede aproximar…

El universo en un ordenador

Calisto, uno de los satélites de Júpiter, y de fondo el planeta. Crédito: SpaceEngine
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Calisto, uno de los satélites de Júpiter, y de fondo el planeta.
Crédito: SpaceEngine

A lo largo de los años han ido apareciendo diversos programas que simulan, con mayor o menor detalle, desde objetos del Sistema Solar, de la galaxia y hasta el universo observable. Uno de los más populares (y espectaculares) es, sin ninguna duda, Space Engine, una aplicación diseñada por un programador ruso, Vladimir Romanyuk, con la ayuda de astrónomos rusos, científicos de todo el mundo y aficionados. Es una de las aplicaciones más interesantes por diversos motivos. Está en castellano, es gratuito, y utiliza la información de la que disponemos para representar las estrellas, objetos y planetas conocidos.

Space Engine nos invita a explorar el universo, así que para todo aquello de lo que no tenemos información (es decir, todo lo que no sea el Sistema Solar y parte de la Vía Láctea), el programa crea una composición de estrellas, cúmulos estelares y nebulosas en base a lo que sí conocemos del universo (por ejemplo, en función de su tamaño, es capaz de calcular cuantas estrellas debería tener). Después, intenta extrapolar sistemas planetarios basándose en la composición física que podría tener en función de la distancia orbital, temperatura de la estrella, su tipo, y otros factores como su edad.

La Nebulosa de la Quilla vista en Space Engine (con el brillo aumentado). Crédito: Space Engine
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

La Nebulosa de la Quilla vista en Space Engine (con el brillo aumentado).
Crédito: Space Engine

Aquí podrás encontrar desde gigantes gaseosos o planetas con anillos, a mundos desérticos, oceánicos, rocosos… Y lo mejor de todo es que, si ves un mundo que te llame la atención, puedes descender hasta la superficie, donde te encontrarás con terreno en tres dimensiones renderizado en tiempo real, incluyendo agua, cráteres, montañas, cañones, volcanes… La aplicación lo colorea y le da texturas para darle un aspecto realista teniendo en cuenta diversos factores. Si tiene atmósfera, también se dibuja, incluyendo el color que tendría en función de su composición y el color de la estrella alrededor de la que orbite el planeta. En algunos casos, incluso podremos dar con planetas habitados. En la versión 0.9.7.4 (que todavía está en estado beta y por tanto no es estable) se pueden observar incluso agujeros negros y sus discos de acreción.

Puedes ir a casi cualquier lugar

Un planeta terrestre con dos satélites a una distancia más cercana que la que separa la Luna de la Tierra. Crédito: Space Engine
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Un planeta terrestre con dos satélites a una distancia más cercana que la que separa la Luna de la Tierra.
Crédito: Space Engine

Una de las cosas que hace muy atractivo Space Engine es que puedes ir a casi cualquier lugar que puedas imaginar. Puedes visitar galaxias que están a miles de millones de años luz, visitar sus estrellas, e incluso sus planetas. Quizá el único aspecto en el que flaquee es que el catálogo de exoplanetas y objetos no está demasiado actualizado (especialmente si se utiliza la versión estable), pero está muy recomendado a todos aquellos a los que os guste explorar el espacio. Por ejemplo, aquí no podrás encontrar una representación virtual de Kepler-452b, el planeta que saltó a la fama el año pasado por ser muy similar a la Tierra, ni UY Scuti, que es, por ahora, la estrella más grande conocida de la Vía Láctea.

En cualquier caso, sigue siendo una invitación muy tentadora, tanto para explorar el Sistema Solar (en cuyo caso es casi obligatorio descargar los addons que mejoran las texturas y los mapas de información del Sistema Solar), como si lo tuyo es explorar otros lugares de la galaxia, o incluso otras galaxias distantes. Si te apetece buscar estrellas y planetas en la Gran Nube de Magallanes, o en la galaxia de Andrómeda, no hay nada que te lo impida.

Un planeta (y varios asteroides en su órbita) en la Gran Nube de Magallanes con la Vía Láctea de fondo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Un planeta (y varios asteroides en su órbita) en la Gran Nube de Magallanes con la Vía Láctea de fondo.

Space Engine está disponible de manera gratuita para Windows. Es necesario tener un ordenador relativamente moderno y con una tarjeta de vídeo que, al menos, sea dedicada (con una tarjeta integrada el rendimiento probablemente será más bien flojo). Es uno de los mejores intentos de recrear el universo tal y como lo conocemos, con la única excepción de que podemos viajar a través de él a velocidades que serían físicamente imposibles (podemos llegar a viajar a millones de años-luz por segundo, algo que, evidentemente, es imposible).

Puedes descargar el programa, y varios addons (que te permitirán mejorar la resolución de las texturas de diversos objetos del Sistema Solar), desde su propia página:

http://en.spaceengine.org/

Si prefieres probar con la versión 0.9.7.4 (en la que sí podrás visitar los agujeros negros), puedes descargarla desde sus foros, pero ten en cuenta que no es una versión estable y por tanto puede dar problemas. Del mismo modo, si te gusta la aplicación, su creador está buscando donaciones para poder seguir con el desarrollo y para también versiones para Mac y Linux.

¡A explorar!