Descubren los primeros exoplanetas extragalácticos

El hallazgo de los primeros planetas más allá del Sistema Solar fue una noticia tremenda. Ahora, un grupo de científicos ha anunciado el descubrimiento de los primeros exoplanetas extragalácticos. Es decir, planetas que orbitan estrellas en otras galaxias…

Un hallazgo increíble

Imagen del quásar RX J1131-1231. Creada combinando la imagen de Rayos X del observatorio Chandra y luz visible del telescopio Hubble.
Crédito: NASA/CXC/Univ of Michigan/R.C.Reis et al

Hagamos un poco de memoria. Los primeros descubrimientos de exoplanetas fueron posibles gracias a los telescopios terrestres. Durante muchos años, fueron descubrimientos aislados y ocasionales. Con el lanzamiento de telescopios espaciales, como Kepler, las cosas han mejorado notablemente. Tanto que a día de hoy conocemos unos 3.728 planetas en 2.794 sistemas. De ellos, 622 sistemas tienen más de un planeta a su alrededor.

Pero, seguramente, lo que pocos esperábamos, es que estuviésemos cerca de poder descubrir planetas extragalácticos. Es decir detectar planetas que orbitan en torno a estrellas de otras galaxias. Es más, me aventuraría a decir que, probablemente, muchos habríamos escogido las Nubes de Magallanes o Andrómeda como el lugar en el que se habrían descubierto esos planetas. Sin embargo, no es así, pero el hallazgo tiene mucho sentido al ver con qué técnica se ha hecho…

Un grupo de científicos, de la Universidad de Oklahoma, ha publicado un nuevo estudio. En él, detallan el hallazgo de los primeros exoplanetas más allá de nuestra galaxia. Ha sido posible gracias a una técnica que tiene mucho que ver con la teoría de la relatividad general. Lo más sorprendente es que, como decía, el hallazgo no se ha producido en una galaxia cercana. Al contrario, se trata de una galaxia a 3.800 millones de años-luz

¿Cómo se detectan exoplanetas extragalácticos?

Descubren los primeros exoplanetas extragalácticos

Imagen de la lente gravitatoria de la galaxia RX J1131-1231 en el centro. En el fondo hay cuatro quásares.
Crédito: University of Oklahoma

Lo primero que te puede venir a la cabeza, seguramente, es… ¿cómo es posible? A fin de cuentas, estamos hablando de una galaxia que no está en el vecindario local de la Vía Láctea. Aquí es donde entra en juego la técnica que han utilizado los investigadores. Se trata de la microlente gravitatoria. Utiliza la fuerza gravitatoria de objetos distantes para curvar la luz que procede de una estrella lejana. Cuando un planeta pasa por delante de ella, la luz que emite disminuye. Así que se puede medir para determinar si es por el paso de un planeta.

En cierto modo, es una versión a pequeña escala de la lente gravitatoria. En ella, se utiliza un cúmulo de galaxias para enfocar la luz procedente de otra galaxia u objeto grande lejano. Además, incorpora un elemento muy utilizado en el método de tránsito. Se observan estrellas para ver cómo varía su luz y determinar si es el paso de un exoplaneta. Es el único método que tiene la capacidad de detectar planetas extrasolares a grandes distancias.

Cuando digo grandes distancias, hablo de miles de millones de años-luz de distancia. El equipo de investigadores, además, ha utilizado los datos del observatorio Chandra de Rayos X de la NASA. Con ellos, han estudiado un quásar distante conocido como RX J1131-1231. Específicamente, el equipo ha aprovechado el agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de ese quásar. Es un objetivo perfecto como microlente gravitatoria.

Galaxias… y ordenadores

La galaxia de Andrómeda.
Crédito: Adam Evans

Pero detectar exoplanetas extragalácticos no es sencillo, también han tenido que recurrir al centro de supercomputación de la universidad de Oklahoma. Con él, han calculado los modelos de microlente que han utilizado. Así, han visto cambios en la línea de energía que solo podrían ser explicados por la presencia de unos 2.000 planetas. Por lo general, sus masas oscilan desde la de la Luna hasta la de Júpiter.

Es una gran noticia. Es la primera vez que se descubren planetas fuera de nuestra galaxia. Permite, también, entender la utilidad de esta técnica. En la Vía Láctea, solo se habían descubierto 53 planetas hasta la fecha con este método. Aunque pueda parecer extraño, es la confirmación de que hay planetas en otras galaxias. Sí, claro que es algo que se suponía obvio, pero hacía falta confirmar que realmente es así. Así que es un nuevo paso en la detección de exoplanetas.

El descubrimiento, según cuentan los investigadores, ha sido posible gracias a las mejoras en los modelos y en los instrumentos utilizados en los últimos años. Es, en sus palabras, un ejemplo de lo potentes que pueden ser estas técnicas. A fin de cuentas, no hay ninguna manera de observar estos planetas de manera directa. Están demasiado lejos, a 3.800 millones de años-luz, así que no es una posibilidad realista.

Un hallazgo muy interesante

Concepto artístico del Telescopio Europeo Extremadamente Grande.
Crédito: ESO/L. Calçada/ACe Consortium

No podríamos observar exoplanetas extragalácticos ni con el telescopio más sofisticado que pudiésemos imaginar en la ciencia ficción. Sin embargo, con esta técnica, los investigadores han sido capaces de detectarlos. Además, tienen una idea aproximada de sus masas, que no es poca cosa. Evidentemente, tampoco tenemos que perder la perspectiva. Es una gran noticia, pero no hay mucho que se pueda hacer sobre estos exoplanetas extragalácticos.

No podemos analizar sus atmósferas, ni cosas similares. Así que no nos van a ayudar a determinar la posibilidad de que haya vida en otros mundos. Sin embargo, podrían permitir determinar la abundancia de los planetas en el universo. Hoy en día, se calcula que en la Vía Láctea podría haber 100.000 millones de planetas. En el universo observable se calcula que podría haber de 1 a 2 billones de galaxias. Así que la cifra es mareante…

A todo esto hay que sumarle los nuevos telescopios que entrarán en funcionamiento próximamente. Herramientas como el telescopio espacial James Webb o el Telescopio Extremadamente Grande. Es posible que, en los próximos años, veamos algún hallazgo en otras galaxias. Quizá no estemos tan lejos de descubrir exoplanetas extragalácticos en las Nubes de Magallanes, o en la galaxia de Andrómeda… ¡Tocará armarse de paciencia y ver qué sucede!

El estudio es Xinyu Dai y Eduardo Guerras; “Probing Planets in Extragalactic Galaxies Using Quasar Microlensing”. Publicado el 2 de febrero en la revista The Astrophyisical Journal Letters. Puede ser consultado en este enlace.

Referencias: Universe Today, University of Oklahoma

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Arnoldo De la Hoz dice:

    Qué rayos es eso? De verdad que es impresionante eso!

  2. Prudencia, prudencia. Yo espararía ver si otros observatorios pueden reproducir el experimento en las mismas condiciones. Así es la ciencia, sometida constantemente a verificaciones independeintes.

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: