Descubren un lago de agua salada en Marte — Astrobitácora

Descubren un lago de agua salada en Marte

Es una de las noticias más intrigantes de los últimos tiempos. Un grupo de investigadores ha descubierto un lago de agua salada en Marte. Pero, ¿quiere decir esto que estamos más cerca de encontrar vida? ¿cómo es posible que sepamos que es de agua salada?

Un lago de agua salada en Marte… en las profundidades

Descubren un lago de agua salada en Marte

El polo sur de Marte observado por la sonda Mars Express.
Crédidto: ESA

En realidad, el lago de agua salada ha sido detectado a 1,5 kilómetros de profundidad bajo el hielo del polo sur de Marte. Estamos ante un gran descubrimiento. Sin embargo, tampoco se trata de algo que deba volvernos locos. Al contrario. Es un gran paso, pero queda por delante mucho camino que recorrer para poder decir que hay vida en el planeta rojo. Porque este lago, además, no es exactamente ideal…

Por su situación, la temperatura a la que se encuentra ronda los -68ºC. Así que sabemos que no es agua pura. Si fuese así, estaría congelado. ¿Cómo puede mantenerse líquido en esas condiciones? Hay dos grandes opciones. La primera la encontramos en los lagos subglaciales de la Tierra. La presión del hielo, por encima, y el calor geotérmico procedente del interior del planeta permiten que el hielo se derrita.

En Marte, sin embargo, este mecanismo no puede funcionar. La gravedad allí es inferior, por lo que la presión de una capa de 1,5 kilómetros de hielo no es tan intensa como aquí. Además, al estar geológicamente muerto, el planeta apenas emite calor desde su interior. ¿Cuál es la otra opción? Una concentración de sales extremadamente alta. Tanto que sería incompatible con la vida tal y como la conocemos en nuestro planeta.

El papel de Mars Express

Concepto artístico de la sonda Mars Express.
Crédito: ESA

¿Cómo es posible detectar un lago en Marte? La respuesta la encontramos en MARSIS, un instrumento equipado en la nave Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA). MARSIS es un radar. Emite una señal a la superficie y analiza cómo es reflejada y el brillo. En función de cómo sea, es posible determinar si se trata de roca, hielo o agua líquida. Los investigadores se encontraron, precisamente, con el brillo que correspondería al agua líquida.

SI fuese una observación de la Tierra, no cabría duda de que se trata de agua. Sin embargo, el planeta rojo es extremadamente árido. Así que parece poco probable encontrar agua líquida allí. ¿Cuál fue la reacción de los investigadores? En primer lugar, pensaron que quizá se tratase de un error del instrumento. A fin de cuentas, ese brillo tan intenso solo aparecía en algunas observaciones, pero en otras no.

Pero descubrieron que, por cómo trata la información MARSIS antes de enviarla a la Tierra, lo que sucedía era otra cosa. Parte de la información de las imágenes se estaba perdiendo. Así que tuvieron que modificar la forma en la que Mars Express almacena los datos para poder verlos correctamente. Así, entre marzo de 2012 y diciembre de 2015, vieron en un total de 29 observaciones que, efectivamente, el brillo era real.

El camino por delante

Esta imagen detalla el proceso de detección del lago de agua salada en Marte.
Crédito: ESA

Pero, ¿podría haber un lago de agua salada en Marte? Hay alguna otra posibilidad. Quizá fuese una capa de dióxido de carbono localizada en la parte superior del hielo. Podría haber, también, otras hipótesis. Sin embargo, descartaron este extremo al considerar que el efecto en el radar de MARSIS no habría sido el observado. Todo apuntaba, por tanto, a la presencia de un lago de agua salada en Marte.

Como ya hemos establecido que no puede ser habitable, ¿qué nos indica esto? No parece descabellado suponer que, seguramente, haya otros lagos en Marte. Con un poco de suerte, estarán localizados en latitudes más cercanas al ecuador. Donde, para poder estar en estado líquido, la concentración de sal debería ser mucho más baja. En esas condiciones, quizá, podríamos esperar encontrar alguna señal de vida.

Suponiendo, claro está, que realmente haya algún tipo de vida en Marte. Es un extremo que ni mucho menos está confirmado. No hay, ni siquiera sospechas de haber detectado fósiles. Por lo que queda mucho trabajo por delante. La NASA, además, con la nave Mars Reconnaissance Orbiter, va a analizar el polo sur del planeta. En sus pasos anteriores sobre la región, no detectaron ningún lago subterráneo, pero podría tener explicación…

En busca de más agua en Marte

La nave MRO no tiene las mismas herramientas que Mars Express. Además, los investigadores de la NASA no sabían exactamente dónde buscar. Ahora sí lo saben, por lo que es posible que sí sean capaces, en esta ocasión, de encontrar el lago subterráneo que ha detectado Mars Express. En cualquier caso, el camino está claro. El siguiente paso es descubrir si hay más lagos. De este, de momento, solo nos podemos hacer alguna que otra idea.

Su grosor mínimo es de 10 centímetros. Si fuese inferior no podría ser detectado. Tiene una extensión aproximada de 20 kilómetros. Suponiendo solo esos valores, podemos estimar que habría unos 10 000 millones de litros de agua. Mucho más de lo que se habría podido encontrar en otros lugares de Marte. Eso son buenas noticias, porque el agua es un requisito necesario para la vida tal y como la conocemos…

Esta cuestión y otras sobre el descubrimiento del lago de agua salada en Marte, las repaso también en el vídeo de esta semana:

El estudio es R. Orosei, S. E. Lauro et al.; “Radar evidence of subglacial liquid water on Mars”. Publicado en la revista Science el 25 de julio de 2018, y que puede ser consultado en este enlace.

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Bondergirl dice:

    Leído, tío!

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: