Cómo establecer una colonia en Marte que sea independiente de la Tierra

Aquí, en Astrobitácora, he hablado en varias ocasiones sobre la colonización de otros planetas, la construcción de una base lunar, y también hemos repasado otros conceptos como el de las colonias espaciales. Ahora, la NASA ha publicado un informe en el que comentan los pasos necesarios para poder colonizar Marte de manera permanente…

Una misión de larga duración

Concepto artístico de una colonia en Marte. Crédito: NASA/Pat Rawlings

Concepto artístico de una colonia en Marte.
Crédito: NASA/Pat Rawlings

Según el informe, llamado Frontier In-Situ Resource Utilization for Enabling Sustained Human Presence on Mars (y que se viene a traducir como Utilización de los recursos in-situ en la frontera para permitir la presencia humana prolongada en Marte), la colonización, y el establecimiento de un asentamiento permanente allí, es posible siempre y cuando los primeros colonos sean capaces de vivir del propio terreno. El planeta rojo está lleno de recursos obtenibles de la atmósfera y del regolito (esa fina capa superficial de tierra suelta) que serían capaces de apoyar la colonización humana.

Con la ayuda de los recursos marcianos, las tecnologías de las que ya disponemos podrían proporcionar el oxígeno, agua, combustible y materiales de construcción necesarios para poder disminuir la dependencia de la Tierra durante la fase de construcción de una colonia en Marte.

Misiones seguras y baratas

Las tecnologías en, y fuera de, Marte son parte de un conjunto de herramientas necesario para poder desarrollar la independencia de los residentes de Marte. Crédito: NASA

Las tecnologías en, y fuera de, Marte son parte de un conjunto de herramientas necesario para poder desarrollar la independencia de los residentes de Marte.
Crédito: NASA

Según los investigadores que trabajaron en el informe, que fue publicado en abril de 2016, el propósito es resaltar los últimos descubrimientos de agua, minerales y otros materiales en Marte, que nos permiten comprender mejor cuál sería la capacidad que podría tener el planeta rojo para la utilización de sus recursos allí, sin tener que llevarlos desde nuestro planeta, así cómo repasar trabajos anteriores en los también se haya abordado esta misma cuestión.

Del mismo modo, también han intentado identificar las tecnologías, y las formas de enfrentarse a esta tarea, que podrían permitir el diseño de misiones seguras y de bajo coste hacia Marte, así como sugerir cuáles podrían ser los pasos a seguir para que todos estos elementos puedan ser incorporados en las misiones futuras que estén centradas en el planeta rojo, con el objetivo último de tener una presencia humana que sea sostenible en un período largo de tiempo.

Independencia de la Tierra

Imagen de Marte, tomada por el rover Curiosity el 3 de abril de 2016. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

Imagen de Marte, tomada por el rover Curiosity el 3 de abril de 2016.
Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

La intención es tan simple como ambiciosa: lograr permanecer en Marte sin tener que depender de nuestro planeta. Uno de los investigadores del proyecto lo explica a las mil maravillas, diciendo que si lo mejor que podemos esperar es traer de vuelta a Matt Damon (protagonista de Marte (The Martian), 2015) entonces es posible que ya hayamos fracasado en nuestro intento de conseguir establecernos allí. Con la ayuda de los recursos presentes en Marte, pretenden intentar ofrecer una solución que permita a los primeros exploradores regresar a nuestro planeta cuando quieran, si es que quieren. No porque tengan que hacerlo porque su presencia allí sea insostenible.

Según los autores del informe, la NASA, en exploración espacial, ha seguido una estrategia de “seguir el agua” allá donde estuviese presente. En su lugar, para poder establecer un asentamiento en Marte, lo que deberían hacer es aspirar a “embotellarla”. Dicho de otra manera, a menos que haya una manera fiable de utilizar los recursos del planeta, no hay ninguna base sólida para poder pensar en establecerse allí, y tendríamos que conformarnos con misiones de corta duración.

La tecnología necesaria

Concepto artístico de una base en Marte. En este caso, la zona de horticultura está bajo tierra. Crédito: NASA Ames Research Center

Concepto artístico de una base en Marte.
Crédito: NASA Ames Research Center

Para poder embarcarse en una estancia prolongada, será necesario que la NASA incorpore tecnologías como robótica, inteligencia artificial, nanotecnología, biología sintética, impresión 3D y autonomía. Todas ellas, en combinación con los recursos que sabemos que existen allí, deberían permitir una cantidad considerable de desarrollo antes y después de la llegada de seres humanos al asentamiento, aumentando la seguridad y fiabilidad de la colonización.

Los plásticos se pueden producir a partir del carbono, el hidrógeno y el oxígeno pueden ser procesados del agua y la atmósfera marcianas. Todo lo que deba ser producido puede fabricarse con un tamaño superior a lo necesario para que tenga la resistencia precisa. Por ejemplo, el equipo, partes, piezas estructurales, hábitats y tuberías de plástico pueden ser grandes y pesadas para compensar la falta de calidad del material.

Ese tipo de trabajo podría comenzar mucho antes de la llegada de humanos, con la ayuda de robots autónomos. Si aprovechamos todos los recursos de Marte, las cargas iniciales (de las misiones que partan desde la Tierra) podrían ser reducidas.

Una zona de pruebas

Concepto artístico (de 1.989) de una misión a Marte. Crédito: Les Bossinas of NASA Lewis Research Center

Concepto artístico (de 1.989) de una misión a Marte.
Crédito: Les Bossinas of NASA Lewis Research Center

La implementación del uso de tecnologías y recursos in-situ en Marte podría cambiar los requisitos de lo que consideramos necesario para colonizar otros lugares. Allí podríamos experimentar con nuevas tecnologías que no sólo mejoren la independencia de la Tierra, si no que también conviertan Marte en un lugar que pueda proporcionar combustibles, oxidantes, soporte vital, piezas de repuesto, vehículos de reemplazo, hábitats y otros productos para poder viajar más allá de la órbita baja de la Tierra.

Si te interesa todo este tema, y tienes un buen nivel de inglés, es muy recomendable que leas el informe de los investigadores, que puede ser consultado en la propia página de la NASA, aquí: http://ntrs.nasa.gov/archive/nasa/casi.ntrs.nasa.gov/20160005963.pdf

Referencias: Space, NASA

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Aborash dice:

    Tengo la esperanza, cuando sea viejo, que Marte se haya convertido en el nuevo continente americano, y que la convivencia entre ambos mundos sea real (y que, al igual que no puedes andar viajando entre continentes, pero te puedes comunicar con los que allí viven, pase lo mismo entre los terrícolas y los marcianos, cuando llegue el momento).

  2. Arnoldo De la Hoz dice:

    Leído.

  1. 27 julio, 2016

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Aquí, en Astrobitácora, he hablado en varias ocasiones sobre la colonización de otros planetas, la construcción de una base lunar, y también hemos repasado otros conceptos como el de las colonias espaciales. Ahora, la NA…

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: