Púlsares, los faros del Universo

Como probablemente sepas, un púlsar es un tipo de estrella de neutrones; los restos de antiguas estrellas gigantescas. Lo que separa a los púlsares del resto de las estrellas de neutrones es que tienen un potente campo magnético y rotan a velocidades mareantes. Los astrónomos las detectan por las señales de radio que emiten a intervalos muy regulares. Este tipo de estrella es muy especial, las señales de radio que emiten, y su período de rotación, hace que sean fácilmente reconocibles y que, por tanto, puedan usarse en un hipotético futuro como orientación en la navegación intergaláctica…

¿Cómo se forma un púlsar?

Púlsares binarios, tal y como aparecían en Star Trek

Púlsares binarios, tal y como aparecían en Star Trek

El proceso de formación es muy similar al de una estrella de neutrones. Cuando una estrella masiva (con al entre 4 y 8 veces la masa del Sol) muere, explota en forma de supernova. Las capas superiores son expulsadas al espacio, y el núcleo interior se contrae por su propia gravedad. La presión de la gravedad es tan fuerte que rompe las conexiones que mantienen separados a los átomos. Los electrones y los protones son aplastados entre sí por la gravedad y forman neutrones. La fuerza de la gravedad en la superficie de una estrella de este tipo es alrededor de 2 x 1011 veces la fuerza de la gravedad de la Tierra (o dicho de otro modo, doscientos mil millones de veces más fuerte). Por tanto, las estrellas masivas pueden detonar como supernovas, y pueden explotar o colapsar en agujeros negros. Si no son tan masivas (como el caso de nuestro Sol) expulsan sus capas exteriores, y se enfrían poco a poco en forma de enanas blancas.

Las estrellas con entre 1,4 y 3,2 veces la masa del Sol, aunque pueden convertirse en supernova, no suelen tener suficiente masa para crear un agujero negro. Estos cuerpos celestes terminan su vida como estrellas de neutrones y, algunas de esas, se convierten en púlsares. Al colapsar, mantienen su momento angular, pero al tener un tamaño muchísimo más pequeño, su velocidad de rotación aumenta de manera exagerada, girando sobre sí mismas muchas veces por segundo. Además, emiten una potente onda de radiación a lo largo de las líneas de su campo magnético (algo que no tiene por qué coincidir necesariamente con su eje de rotación). Desde la Tierra, cuando los astronomos detectan estas emisiones de radio tan intensas, varias veces por segundo, saben que han dado con un púlsar. Esto también quiere decir que sólo conocemos aquellos púlsares que están orientados hacia nuestro planeta. Puede haber muchos más, pero no captamos sus emisiones de radio.

Los más rápidos pueden llegar a girar sobre sí mismos en sólo milisegundos

El más rápido de todos ellos se llama PSR J1748-2446ad y tiene un período orbital de tan sólo 0.00139595482 segundos (es decir, menos de milésima y media). Gira a unos 70.000 kilómetros por segundo y tiene un diámetro de menos 32 kilómetros (sí, has leído bien, kilómetros). El más lento, por contra, tarda ocho segundos y medio en girar sobre sí mismo.

vanishingpulsar

Púlsar en un sistema binario junto a una estrella normal

 

Sin embargo, los púlsares no mantienen su velocidad de giro indefinidamente. En un período de entre 10 millones y 100 millones de años, van perdiendo su velocidad, hasta que eventualmente es lo suficientemente baja como para que dejen de emitir esa señal de radio.

Son tan regulares que se podrían usar para crear cartografía estelar

the_sounds_of_earth_record_cover_-_gpn-2000-0019781

En la parte inferior izquierda se puede apreciar el diágrama de los 14 púlsares. La línea alargada hacia la derecha representa la distancia al centro de la galaxia.

Estamos muy lejos de que llegue una época en la que podamos navegar por la galaxia, pero cuando llegue ese momento (si llega) es muy probable que usemos los púlsares como herramienta de referencia para poder orientarnos. Es más, como son tan precisos, hemos incluido 14 de ellos en las placas de las Sondas Voyager para que una hipotética civilización extraterrestre pueda encontrar nuestra estrella (sólo hacen falta tres para poder triangular la posición). Incluso si el encuentro se produjese dentro de 30 millones de años (por poner un ejemplo), podrían calcular cuánto tiempo ha transcurrido desde que partió la Sonda (como está explicado en el artículo que he enlazado) y calcular cuáles son los tiempos de rotación actuales de los púlsares que no encajen con los mostrados en las placas.

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

15 Respuestas

  1. Curious dice:

    Perdón, una duda desde la curiosidad pero la completa ignorancia, dices que gira a 70.000km/s, eso es muchísimo más rápido que la luz y no entiendo muy bien cómo se mide algo que viaja más rápido que la luz,

    gracias

  2. Enrique dice:

    Duda: Se expone un mapa para que unos seres alienígenas puedan dar con nuestro sistema solar, por ende, con nosotros. Y yo me pregunto, ya que nadie tiene la lógica comprada de éstas posibles criaturas, ¿qué sucedería si tuviesen una tecnología superior como para alcanzarnos en… unos pocos meses, pero resultaran que fueran hostiles? Amar la destrucción de “seres que fuesen distintos a ellos” porque sí, sin mayor argumento como a quien le gusta el color azul porque si, en vez del verde. ¿No sería mejor ocultar nuestra posición, a modo de cautela? De todas maneras, no creo en seres alienígenas. ¿Argumentos? En este tipo de situaciones, no hay lógica que fundamente una u otra posición más que la suposición, así que me remitiría a la fe.

  1. 6 abril, 2015

    […] que, por algún proceso natural pero desconocido, produzcan dispersiones muy regulares. Los pulsares emiten ondas de radio, pero no lo hacen en agruparciones regulares, ni con tanta potencia como […]

  2. 28 julio, 2015

    […] quizá ya hayas intuido, a estas estrellas de neutrones las conocemos como púlsares, y son muy útiles. Es más, si algún día logramos viajar por la galaxia, serán básicos para poder establecer algo […]

  3. 27 octubre, 2015

    […] En realidad, en 1.992 ya se tenía constancia de dos exoplanetas que orbitaban alrededor de un púlsar (PSR B1257+12B y PSR B1257+12C, por si te interesan los nombres), pero en aquel momento no se […]

  4. 2 noviembre, 2015

    […] estamos ante algo extraordinario. Tal es el caso (del que he hablado más de una vez) de los púlsares. El primero de ellos fue conocido con el sobrenombre de LGM-1 (Little Green Men, hombrecillos […]

  5. 21 abril, 2016

    […] Es posible que los cometas sean sólo parte de la explicación completa. ¿Cuál es la auténtica respuesta para desenmarañar todo el misterio? No lo sabemos, pero hay multitud de personas trabajando en ello para darnos una respuesta. Quizá sea una combinación de diferentes factores, o que, realmente, estemos ante una gran coincidencia cósmica y estemos observando varios procesos diferentes al mismo tiempo en el mismo lugar. También puede ser que, simplemente, se trate de algo que nadie ha tenido en cuenta hasta ahora; esa es una historia que conocemos bien, porque ya nos pasó con el descubrimiento de los púlsares. […]

  6. 5 mayo, 2016

    […] de energía en direcciones opuestas (algo similar a lo que pasa con la energía que emite un púlsar, que también es emitida en dos direcciones opuestas), y viajan por el espacio durante millones de […]

  7. 11 septiembre, 2016

    […] Del mismo modo, si necesitas refrescar qué es un púlsar, puedes leerlo en más detalle en este artículo, pero para el propósito que nos ocupa hoy, basta con que recuerdes que es una estrella de […]

  8. 9 febrero, 2017

    […] observaciones de una enana blanca han permitido comprobar que su comportamiento es similar al de un púlsar. Mientras gira rápidamente, sacude a su compañera estelar con un potente rayo de radiación. Los […]

  9. 1 mayo, 2017

    […] las señales artificiales pueden distinguirse de las que proceden de fuentes naturales como púlsares, quásares, radio galaxias, e incluso la radiación de fondo de microondas. Con estos parámetros […]

  10. 5 julio, 2017
  11. 24 julio, 2017

    […] Pulsares: Los faros de Universo […]

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: