Gaia publica la información de 1.700 millones de estrellas

La sonda Gaia tiene una misión muy ambiciosa. Crear el catálogo de estrellas más completo de la Vía Láctea a lo largo de una misión que durará 5 años. Recientemente, se ha publicado la segunda actualización del catálogo, que ha añadido información de 1.700 millones de estrellas de la galaxia…

Una misión ambiciosa

Gaia publica la información de 1.700 millones de estrellas

La Vía Láctea, y galaxias cercanas, vista por la sonda Gaia.
Crédito: ESA/Gaia/DPAC

La sonda Gaia fue lanzada en 2013. Hubo que esperar hasta septiembre de 2016 para ver la primera publicación de los datos recopilados hasta el momento. Este telescopio espacial tiene el objetivo de registrar las posiciones (y datos) de más de mil millones de estrellas, planetas, cometas, asteroides y quásares. El objetivo es crear el catálogo 3D más preciso de la Vía Láctea que se haya hecho hasta la fecha.

En esa primera publicación de 2016, el catálogo de Gaia contenía información de dos millones de estrellas, con sus distancias y movimientos. En la segunda actualización, publicada el 25 de abril de 2018, esa cifra ha saltado por los aires, en el buen sentido. El nuevo catálogo contiene las posiciones, distancias y movimientos de 1.700 millones de estrellas, así como asteroides en el Sistema Solar.

Este nuevo catálogo cubre un período de casi dos años de observaciones. Desde el 25 de julio de 2014 al 23 de mayo de 2016. La misión de Gaia es tan ambiciosa que, literalmente, puede dar un gran empujón a la astronomía. Es una recopilación de datos gigantesca que será utilizada durante mucho tiempo. Los datos que se recopilen van a tener utilidad durante no solo años, probablemente las próximas décadas.

Gaia, un telescopio muy preciso

Concepto artístico del telescopio Gaia sobre una fotografía de la Vía Láctea vista desde el Observatorio Europeo Austral.
Crédito: ESA/ATG medialabab; ESO/S. Brunier

La precisión de los instrumentos de Gaia es tremenda. Es posible separar el paralaje de las estrellas de su movimiento a través de la galaxia. Es decir, podemos distinguir entre el movimiento aparente de una estrella, provocado por el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, y el movimiento de la estrella en sí misma a través de la galaxia. De los 1.700 millones, esos datos se han podido separar en 1.300 millones de estrellas.

En el 10% de ellas, la medición del paralaje ha sido muy precisa. Tanto que los astrónomos pueden calcular la distancia que nos separa a esas estrellas individualmente. No son los únicos datos existentes. En el caso de algunas estrellas, y otros objetos, también hay datos sobre sus propiedades. Cosas como el brillo y color, así como el cambio de ambos en el caso de medio millón de estrellas variables.

Se mire por donde se mire, hay muchos datos llamativos. En el catálogo también se incluyen los datos de la velocidad y dirección de 7 millones de estrellas, la temperatura en superficie de 100 millones, y los efectos del polvo interestelar en 87 millones. Dentro del Sistema Solar, el catálogo de Gaia contiene información de ciertos objetos. Por ejemplo, las posiciones de 14.000 asteroides conocidos, con los que se podrá determinar su órbita con más exactitud.

Lejos de la Vía Láctea

El diagrama Hertzsprung-Russell elaborado con los datos de Gaia.
Crédito: ESA/Gaia/DPAC

Pero Gaia también ha obtenido mediciones que van más allá de nuestra propia galaxia. La sonda ha obtenido datos muy precisos de la posición de medio millón de quásares. Es decir, galaxias brillantes que emiten grandes cantidades de energía porque tienen un agujero negro supermasivo, en su centro, que está absorbiendo material. Esto es interesante porque los quásares se han usado como marco de referencia para todos los objetos del catálogo.

La gran diferencia es que antes se hacía basándose en las ondas de radio de esos quásares y ahora se incluye la información disponible en luz visible. ¿A dónde nos lleva todo esto? Por ejemplo, a la creación de un diagrama de Hertzsprung-Russell muy detallado. Ese diagrama, que quizá no te suene con ese nombre, es el que se utiliza para la clasificación estelar. Es una pieza fundamental para estudiar las estrellas.

Los científicos seleccionaron 4 millones de estrellas del catálogo. Todas ellas a menos de 5.000 años-luz del Sol. El diagrama Hertzsprung-Russell elaborado con Gaia permite distinguir grupos de estrellas de diferentes edades, que están en lugares diferentes de la galaxia y que se formaron de diferentes maneras. Eso incluye estrellas que se mueven rápidamente y que, anteriormente, se creía que formaban parte de la corona de la galaxia.

Datos cercanos y lejanos

El cúmulo globular Messier 15, observado por el telescopio Hubble.
Crédito: NASA, ESA

Gaia está siendo una gran herramienta. No solo para observar objetos lejanos, dentro y fuera de la galaxia. Incluso en nuestro vecindario está siendo muy útil. Hay un grupo de estrellas, a unos pocos miles de años-luz de distancia, para los que la sonda ha llegado a medir su velocidad en tres dimensiones. A partir de ahí, se ha determinado que siguen un patrón de movimiento muy parecido al de las estrellas que orbitan la galaxia a velocidades parecidas.

¿Por qué sucede esto? Pues es algo que los científicos van a estudiar próximamente. Se buscará comprender si es algo provocado por la propia galaxia. O en su lugar, es fruto de las interacciones de pequeñas galaxias que se unieron con la Vía Láctea a lo largo del tiempo. Y todavía hay más. También se podrá estudiar la órbita de 75 cúmulos globulares. Así como el movimiento de 12 galaxias enanas de la Vía Láctea.

Toda esta información permitirá comprender mejor la evolución de la galaxia. También las fuerzas gravitatorias que la afectan y el papel de la materia oscura. Es todo muy prometedor, si tenemos en cuenta que la información es reciente. Incluso el primer catálogo, que ya lleva dos años publicado, es todavía bastante nuevo. Y ya está dando frutos con datos y detalles que no se conocían anteriormente.

Un trabajo que no ha terminado

Un planeta en un cúmulo globular.
Crédito: Rolf Wahl Olsen

Eso sí, de momento, este nuevo catálogo es el que hay para los próximos años. El tercer catálogo de la sonda no se publicará hasta finales del año 2020. Y el último se publicará en algún momento de la década de 2020. Además, la misión ha sido extendida. La sonda permanecerá en funcionamiento hasta el final de 2020. Al menos, es lo que se espera que se confirme a finales de 2018.

Por lo que podemos esperar muchos más datos de Gaia en los próximos años. ¿Cuál es el techo? La verdad es que es difícil saberlo. El salto del primer catálogo al segundo ha sido tremendo. De 2 millones de estrellas a 1.700 millones. No seré yo quien ponga una cifra, porque seguro que sería una estimación conservadora. Lo que está claro es que Gaia puede marcar un antes y un después en la astronomía moderna.

Misiones como estas nos recuerdan que hay mucho que descubrir y comprender incluso en nuestra galaxia. La tarea de Gaia es gigantesca y, sin embargo, no deja de ser una gota en un océano. Los datos de 1.700 millones de estrellas puede parecer una cantidad mareante. Pero calculamos que nuestra galaxia está formada por unos 200.000 millones de estrellas… Todavía queda mucho por descubrir.

Referencias: Universe Today

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Bondergirl dice:

    Leído, tío! Muy interesantes, como siempre, tus artículos!

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: