El Sistema de Transporte Interplanetario de SpaceX

Quizá te suene el nombre de Elon Musk. Es la persona detrás de la compañía Tesla y, también, de SpaceX, de la que he hablado aquí en múltiples ocasiones, especialmente por sus intentos de aterrizaje fallidos y exitosos de su cohete reutilizable. Ahora, hablamos de uno de los planes más ambiciosos de la empresa.

Destino: Marte

Marte, fotografiado por el telescopio Hubble en 2003. Crédito: NASA, ESA, and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

Marte, fotografiado por el telescopio Hubble en 2003.
Crédito: NASA, ESA, and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

El objetivo de Elon Musk al crear SpaceX ha sido, siempre, facilitar al ser humano la siempre complicada tarea de llegar al espacio exterior. En particular, con la idea de poder llegar a Marte algún día. Hasta ahora, su empresa no había sido demasiado clara sobre cómo llegarán al planeta rojo, pero el propio Musk ha dejado caer algunas pistas. Si todo va según lo planeado, esperan enviar seres humanos a Marte en 2024, que llegarían allí en 2025.

La idea es la siguiente. A partir de 2018, SpaceX quiere enviar una misión a Marte en cada ventana ideal para un lanzamiento (algo que sucede, más o menos, cada 26 meses). De esta manera, quieren transmitir el mensaje de que habrá vuelos a Marte para transportar carga, y que otras empresas interesadas en llevar material hasta allí podrán contar con esas misiones para desplazarlo. No parece que vayan de broma.

Mirando más allá de Marte

Una recreación artística (y enteramente ficticia) de una red de transporte espacial. Crédito: wallpaperscraft.com

Una recreación artística (y enteramente ficticia) de una red de transporte espacial.
Crédito: wallpaperscraft.com

La cosa va un poco más lejos. El pasado 16 de septiembre, Musk escribió en su cuenta de Twitter que el sistema de transporte a Marte puede viajar mucho más lejos, y que deberían encontrarle un nuevo nombre. Ese nuevo nombre es el que da título a este artículo: el Sistema de Transporte Interplanetario (ITS, por sus siglas en inglés). De momento no sabemos si esto es un indicativo de que la empresa vaya a desviar la atención de Marte, pero no deja de ser un concepto interesante.

Es posible que tengamos más información el próximo 27 de septiembre, cuando el empresario participará en el Congreso Internacional de Astronáutica, que tendrá lugar en Guadalajara, México. Desde enero ya se sabía que este evento sería el lugar en el que compartiría detalles sobre el sistema de transporte, cuando comentó en un evento en Hong Kong que esperaba tener la oportunidad de describir cómo funciona la arquitectura del sistema.

Esto abre nuevos interrogantes. Ya sabemos que SpaceX está trabajando en un cohete más grande, el Falcon Heavy, con el objetivo de poder enviar misiones tripuladas tanto a la Luna como a Marte. Sin embargo, para poder ir más allá, la empresa tendrá que construir, con toda probabilidad, un cohete todavía más grande y potente que le permita alcanzar otros destinos del Sistema Solar.

Hacia la presencia humana en el espacio

New Shepard, el cohete suborbital (y reutilizable) de Blue Origin. Crédito: Blue Origin

New Shepard, el cohete suborbital (y reutilizable) de Blue Origin.
Crédito: Blue Origin

SpaceX ya ha trabajado en el pasado en el diseño (conceptual, no físico) de cohetes de gran tamaño. En 2010, en una conferencia en el Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica, la empresa presentó algunos de esos conceptos, en los que se incluían un vehículo extremadamente pesado y mucho más grande que el Falcon Heavy, al que llamaban Falcon X. No era el único, había otras versiones aun más grandes y potentes, llamadas Falcon X Heavy y Falcon XX Heavy.

En aquel momento sólo eran bocetos, pero han pasado seis años y, si no han dejado esa idea de lado, parece razonable suponer que a estas alturas podrían tener algo mucho más concreto. Si el sistema de transporte puede ir mucho más lejos de Marte, como tuiteó Musk hace unos días, es muy posible que esté dándonos pistas sobre la existencia de un cohete aun más potente que los que ya han anunciado…

Competición entre SpaceX y Blue Origins

Esta imagen, de Blue Origin, muestra tanto su cohete orbital, New Glenn, como el Falcon Heavy de SpaceX, en una escala comparándolos con el tamaño de otros cohetes. Crédito: Blue Origin

Esta imagen, de Blue Origin, muestra tanto su cohete orbital, New Glenn, como el Falcon Heavy de SpaceX, en una escala comparándolos con el tamaño de otros cohetes.
Crédito: Blue Origin

SpaceX y Elon Musk no son los únicos con la vista puesta en la expansión de la presencia humana en el espacio. Jeff Bezos (el antiguo dueño de la todopoderosa Amazon) y su compañía, Blue Origin, también tienen en su punto de mira el mismo objetivo. De hecho, han estado trabajando en cohetes reutilizables que han conseguido hacer aterrizar, con gran éxito. Eso sí, mientras los de SpaceX tienen como objetivo el vuelo orbital, los de Blue Origin tienen en mente el vuelo suborbital (para el que no es necesaria tanta energía ni velocidad).

Hasta ahora no habían competido de manera directa, pero hace poco tiempo Blue Origin anunció el lanzamiento del vehículo orbital New Glenn. De momento, tanto Musk como Bezos se han comportado de una manera muy correcta, felicitándose mutuamente por sus logros y progresos, pero al  mismo tiempo, tampoco han dejado pasar la oportunidad de intentar hacer ver al público por qué su empresa es mejor que la del oponente.

Representación oficial del Falcon Heavy, de SpaceX, en una plataforma de lanzamiento. Crédito: SpaceX

Representación oficial del Falcon Heavy, de SpaceX, en una plataforma de lanzamiento.
Crédito: SpaceX

Por ejemplo, en el anuncio del vehículo New Glenn, Jeff Bezos no dejó pasar la oportunidad de recordar que su compañía no está financiada con dinero público, mientras que SpaceX se beneficia de acuerdos financieros con la NASA (que sí está financiada por el dinero público de los estadounidenses). Elon Musk, por su parte, suele recordar que Blue Origin todavía no ha puesto nada en órbita, mientras que SpaceX lo ha hecho en múltiples ocasiones con éxito.

Sea como fuere, parece que habrá que prestar atención a lo que suceda en los próximos días, especialmente en el congreso de la IAC, para poder tener una idea más aproximada de qué es lo que tiene en mente Elon Musk y SpaceX. Anunciar un plan con el objetivo de llevar cargamentos a Marte de manera periódica será un anuncio muy interesante. Si los rumores, finalmente, se vuelven realidad, y nos desvela planes para ir más lejos de Marte, a muchos les costará no dejar volar la imaginación

Referencias: Universe Today

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Aborash dice:

    Vaya pique entre ambos xD

  2. Arnoldo De la Hoz dice:

    Leído.

  1. 21 septiembre, 2016

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Quizá te suene el nombre de Elon Musk. Es la persona detrás de la compañía Tesla y, también, de SpaceX, de la que he hablado aquí en múltiples ocasiones, especialmente por sus intentos de aterrizaje fallidos y exitoso…

  2. 23 marzo, 2017

    […] más largo plazo, el Sistema de Transporte Interplanetario (del que ya hablé aquí) será aun más importante. Podría ser capaz de llegar a Marte en tan sólo 80 días de viaje, […]

  3. 3 octubre, 2017

    […] vida interplanetaria. En ella, conocimos los últimos intentos de SpaceX por construir el ambicioso Sistema de Transporte Interplanetario. Un gigantesco cohete que, desde hace tiempo, ha sido la gran pieza clave en el plan de Elon Musk […]

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: