KIC 8462852, mejor conocida como la estrella de Tabby, o como la estrella en la que podría haber alienígenas, está trayendo a la comunidad científica de cabeza. Ahora, hay una nueva teoría que podría explicar por qué sufre esos cambios de brillo tan pronunciados…

Una estrella normal

Esta imagen muestra el disco protoplanetario de V883 Orionis (sin resaltar la linea de congelamiento). Como quizá hayas imaginado, es ese circulo oscuro que se puede observar en el disco. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/L. Cieza.
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

V883 Orionis, una estrella muy joven, todavía rodeada por su disco protoplanetario.
Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/L. Cieza.

Las estrellas al comienzo y al final de sus vidas pueden sufrir cambios muy dramáticos en su luminosidad (ya sea porque haya material alrededor de la estrella recién formada o bien porque explote en forma de supernova), pero la estrella de Tabby es una estrella de tipo F, ligeramente más grande que el Sol, que está en la mitad de su vida. Nunca habíamos visto astros de este tipo que fuesen capaces de sufrir cambios de brillo dramático en períodos de tiempo muy cortos.

Por eso, cuando detectamos esos cambios de brillo tan pronunciados, las explicaciones que surgieron fueron de lo más variadas. Desde algo que pudiese estar entre la estrella y nosotros, que bloquease su luz, como un enjambre de cometas a ideas mucho más exóticas, como la posibilidad de que estuviésemos presenciando la construcción de alguna estructura gigantesca por parte de una civilización alienígena.

Sin embargo, todas estas posibilidades son difíciles de considerar al observar todas las evidencias. Resulta que KIC 8462852 no solo se ha oscurecido de manera muy repentina y pronunciada, si no que, además, sabemos que viene perdiendo brillo desde hace, aproximadamente, un siglo, y que es mucho más difícil de explicar. Por eso, un equipo de físicos de la Universidad de Illinois ha decidido examinar esos cambios de brillo desde una perspectiva diferente.

Ley potencial

Concepto artístico de un enjambre de cometas alrededor de una estrella. Crédito: NASA/JPL-Caltech
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico de un enjambre de cometas alrededor de una estrella.
Crédito: NASA/JPL-Caltech

Un nuevo estudio, publicado en la revista Physical Review Letters, menciona que junto a los cambios de brillo más grandes (que son por los que la estrella se ha hecho tan conocida) también ha habido muchos otros más pequeños. Todos ellos parecen obedecer a algo que llamamos ley potencial, que es un patrón en el que la frecuencia de los eventos disminuye en relación al tamaño del evento que lo provoque.

Quizá suene un tanto enrevesado, pero lo que quiere decir es que los eventos más pequeños suceden con mucha más frecuencia que los más grandes. Cuando se aplica una ley potencial, las disminuciones de frecuencia son constantes para un aumento de tamaño particular. Conocemos muchos ejemplos de ley potencial, pero los investigadores creen que la estrella de Tabby podría estar siguiendo la misma que la nieve que se comienza a derretir justo antes de una avalancha, o la que sufren los materiales muy frágiles cuando están a punto de romperse. Este tipo de fenómeno lo podemos observar en sistemas físicos que están a punto de sufrir una transición de fase, cuando tiene lugar algún cambio importante.

Un patrón estelar

Concepto artístico de una esfera de Dyson. Crédito: Adam Burn
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico de una esfera de Dyson.
Crédito: Adam Burn

Así que, en definitiva, los investigadores creen que estas leyes potenciales podrían ayudar a los astrónomos a encontrar algún patrón en los cambios de brillo de KIC 8462852. El telescopio Kepler no observó la estrella lo suficiente como para poder ver muchos cambios de brillo muy pronunciados. Hay telescopios observando la estrella, pero por ahora la muestra de datos a disposición de la comunidad científica es un tanto limitada.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que esto no sería una respuesta concluyente sobre el extraño comportamiento de la estrella de Tabby. La solución propuesta en este estudio no explica qué tipo de transición de fase podría estar teniendo lugar, ni cuáles son los procesos físicos que la podrían estar provocando. Lo mejor que han llegado a sugerir es que podría tratarse de algún tipo de transición magnética.

Además, este paper tampoco ha incluido el desvanecimiento que tiene lugar desde hace más de un siglo. Algo que, por otro lado, no resulta sorprendente porque ha habido cierta polémica sobre si ese desvanecimiento es real y no un fallo de nuestras mediciones y, además, no ha sido medido con la suficiente precisión como para poder estudiarse.

Suponiendo que estén en lo cierto, nunca hemos visto una estrella de tipo F comportarse así. Si KIC 8462852 sufriese una transición así, provocaría que cambiase nuestro conocimiento sobre el comportamiento de las estrellas, y eso suponiendo que lleguemos a presenciar ese cambio. En la escala cósmica, algo que podría ser inminente, como se sugiere en este caso, puede tardar todavía miles de años en suceder.

El estudio es Mohammed A. Sheikh et al. Avalanche Statistics Identify Intrinsic Stellar Processes near Criticality in KIC 8462852, publicado en Physical Review Letters y puede consultarse aquí.

Referencias: IFLScience, Phys.org