¿Ha creado la NASA un motor warp accidentalmente?

Quizá hayas visto esta noticia ya en otros lugares, pero si no es así, seguro que tarde o temprano tu perfil de Facebook comenzará a llenarse de noticias (quizá en inglés) diciendo que la NASA puede haber creado un motor warp accidentalmente… ¿tiene algo de cierto? Pues la verdad es que, quizá, sí, pero no lo sabemos todavía…

¿Qué es un motor warp?

time-travel

Un reloj sin fin…

Un motor warp, al menos en teoría, es un motor que nos permitiría alterar el espacio-tiempo para poder viajar más rápido que la luz (y por tanto, viajar en el tiempo, así como cubrir enormes distancias en los viajes espaciales). Es sólo teórico, al menos por ahora, pero en teoría sería posible. Es algo que va muy en la línea de la hipótesis de los agujeros de gusano.

Los motores warp son muy populares en la ciencia ficción (Star Trek, sin ir más lejos), entre otros motivos, porque nos proporcionan una forma plausible de cubrir grandes distancias en el espacio respetando las leyes de la física y lo que sabemos sobre la teoría de la relatividad de Einstein (y más específicamente, que nada puede viajar más rápido que la luz).

¿Qué ha conseguido la NASA?

time-machine2

Crédito: ericfreitas.com

Pues en realidad, conseguir no ha conseguido nada que hayamos comprobado todavía, la historia es la siguiente: allá por el año 2000, el ingeniero británico Roger J. Shawyer se planteó un nuevo sistema de propulsión que podría ser utilizado en prácticamente todo tipo de transportes (aunque su enfoque principalmente era para los satélites y naves espaciales), un motor al que denominó motor electromagnético (Electromagnetic Drive o EM Drive, en inglés).

El atractivo de este motor es que, en teoría, permitiría maniobrar cohetes sin necesidad de utilizar combustible (generando el empuje por medio de ondas de microonda que rebotan en una cavidad, la teoría es bastante compleja y los científicos no se terminan de poner de acuerdo sobre si tiene algo de fundamento, pero podemos quedarnos con esta idea para el resto del artículo). El logro, si es que se concreta algún día (todavía es un motor más teórico que práctico, aunque se han construido modelos que parecen apoyar la teoría de Shawyer) es que un motor así nos permitiría reducir considerablemente la masa de un cohete que queramos poner en órbita, o reducir la cantidad de combustible que necesita la Estación Espacial Internacional (reduciendo sus costes de mantenimiento) y un largo etcétera.

Imagen promocional de la película Prometeheus. Crédito: “Prometheus” Promotional Photo © 2012 — Twentieth Century Fox Film Corporation. All rights reserved.

Imagen promocional de la película Prometeheus.
Crédito: “Prometheus” Promotional Photo © 2012 — Twentieth Century Fox Film Corporation. All rights reserved.

Ahora, sin embargo, es posible que este motor nos permita hacer viajes mucho más excitantes, los interestelares. El experimento que ha llevado a estas conclusiones ha sido realizado en el vacío del espacio. Después de disparar rayos láser en la cámara de resonancia del motor EM, donde la luz es resonada para aumentar su intensidad (que es lo que provocaría, al menos en teoría, el empuje que permitiría desplazarse a una nave), los investigadores descubrieron que algunos de los rayos de luz parecían moverse más rápido que la velocidad de la luz (300.000 kilómetros por segundo).

Como ya sabemos que nada puede moverse más rápido que la luz, la explicación más plausible sería que estos rayos están creando alguna especie de campo de deformación, como una burbuja dentro del espacio-tiempo, que produciría el empuje que podría, en el futuro, dar potencia a un nave espacial. Esta burbuja contraería el espacio-tiempo en frente de la nave, pasaría a su alrededor, y después se expandiría de vuelta a la normalidad detrás de la misma. En realidad, la nave no se estaría moviendo más rápido que la luz, si no que sería el propio espacio-tiempo que la rodea. Esto es diferente a un agujero de gusano (donde dos puntos del universo están conectados entre sí). En este caso, la nave está estacionaria y la burbuja de espacio-tiempo se mueve en torno a ella.

¿Está confirmado?

Patrick Stewart como el Capitán Picard de Star Trek.

Patrick Stewart como el Capitán Picard de Star Trek.

Quedan muchas pruebas que llevar a cabo para confirmar si realmente los rayos de luz están creando burbujas de espacio-tiempo a su alrededor. En 2011, un experimento también llevó a algunos científicos a creer que había partículas de neutrinos que podían moverse más rápido que la luz. Al final, descubrieron que todo se debía a un cable de fibra óptico defectuoso y a un reloj que no medía el tiempo correctamente (iba acelerado).

Quizá en este caso sea diferente, pero hasta entonces, es buena idea mantener las expectativas bajas y tener presente que es muy posible que todo se deba a una medición errónea. Si los próximos experimentos que hagan para repetir esto dan los mismos resultados, quizá podamos comenzar a lanzar las campanas al aire. Mientras tanto, no, la NASA no ha creado un motor warp… Por ahora.

Actualización: A finales de 2.015, hemos sabido que el motor de la NASA sigue funcionando.

Referencias: IFLScience y Wikipedia

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. arturo dice:

    Pues que estafa… Yo que tenia ilusión en los motores warp 🙁 ,no se juega con la ilusiones tete . Pero los nazis ya trabajaban con campanas de resonancia por lo tanto tienen k andar los tiros cerca .

    • Tarde o temprano tendremos el suficiente conocimiento de la física como para poder crear un motor que nos permita recorrer grandes distancias en el espacio. Veremos cuándo es “tarde o temprano”, porque pueden pasar décadas, siglos o incluso milenios…

  2. Arnoldo De la Hoz dice:

    Leído.

  1. 3 noviembre, 2015

    […] que se decía, básicamente, que parecía que la NASA había construido algo similar a un “motor warp” de manera totalmente accidental. Medio año después, el proyecto sigue vivo, y las […]

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: