Un método más rápido para descubrir exoplanetas

Ahora es posible descubrir exoplanetas (o posibles exoplanetas) mucho más rápido que antes. Es la noticia que conocimos ayer, tras el anuncio del descubrimiento de 80 nuevos candidatos a exoplanetas. En este caso, la noticia del descubrimiento en sí es más bien secundaria…

Descrubrir exoplanetas más rápido es necesario

Concepto artístico del telescopio Kepler observando exoplanetas en tránsito por delante de su estrella.
Crédito: NASA Ames/W Stenzel

El telescopio Kepler se encuentra actualmente en la misión K2. Como quizá sepas, es una misión que fue concebida después de que parte del equipo del telescopio fallase. Perdió su capacidad de mantenerse centrado sobre la misma región del cielo de forma permanente. Sin embargo, esta nueva misión, K2, que ya lleva varios años en funcionamiento, está siendo muy fructífera, con diferentes campañas de observación.

Las últimas campañas son C16 y C17. Cada una contiene las observaciones de una parte del cielo durante 80 días. Un grupo de astrónomos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) ha desarrollado nuevas herramientas para analizar sus datos. El resultado es espectacular. Han obtenido resultados tan solo semanas después de que se publicasen los datos en crudo recopilados por el telescopio durante esas observaciones.

Ahora tenemos 80 nuevos candidatos a exoplaneta de la campaña de observación C16. Pero, y mucho más importante, tenemos un nuevo método que permite analizar rápidamente los datos. Algo que ayudará a las próximas misiones de observación. La idea del método es bastante simple. Todo consiste en acelerar la velocidad a la que se analizan las curvas de luz. Es decir, los gráficos que muestran la intensidad de la luz de una estrella.

Observaciones de muchas estrellas

Recreación artística de Kepler-22b.
Crédito: NASA/Ames/JPL-Caltech

Entre C16 y C17, tenemos los datos de observación de 50 000 estrellas. Normalmente, el análisis de su luz llevaría de varios meses hasta a un año. Poder descubrir exoplanetas (o posibles exoplanetas) más rápido es esencial. Porque, si se logra hacerlo, se puede proseguir el estudio de esas estrellas con los observatorios en la superficie. De otra manera, es necesario esperar o las condiciones quizá ya no sean apropiadas.

Todo tiene que ver con la posición del telescopio Kepler. Se encuentra en una órbita en la que sigue a la Tierra en su movimiento alrededor del Sol. De tal modo que, dependiendo de su orientación, algunas estrellas no son visibles, desde la superficie, hasta que el planeta vuelve a ese mismo punto del firmamento. Es el caso de las campañas que observan el firmamento en dirección opuesta a la Tierra.

Para ese caso en particular, no hay necesidad de hacer un análisis rápido. Porque, en cualquier caso, es necesario esperar casi un año para volver al mismo punto y poder estudiar las estrellas. Sin embargo, las campañas de observación de C16 y C17 no han sido en dirección opuesta. Ha sido en la dirección del movimiento de nuestro planeta. Lo que significa que esas estrellas seguirán en nuestro campo de visión durante varios meses.

La importancia de descubrir exoplanetas rápidamente

Un método más rápido para descubrir exoplanetas

Concepto artístico del telescopio TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite).
Crédito: MIT

Por lo que, con un método más rápido para descubrir exoplanetas y candidatos a exoplanetas, es posible ponerse manos a la obra sin tener que esperar a que pase todo un año. El objetivo de los astrónomos era, por tanto, que su programa trabajase en las curvas de luz, que fueron publicadas el 28 de febrero. En el caso de C16, eso redujo 20 647 objetivos a 1 097 estrellas que parecen más interesantes.

En el estudio, se presenta un catálogo de objetivos interesantes de la campaña de C16. Perfectos para una identificación rápida y seguimiento posterior. De todo este proceso, surgen 30 posibles candidatos a exoplaneta con mucha calidad. Es decir, con muchas posibilidades de que, realmente, sea un exoplaneta. También se identificaron otros 48 posibles candidatos a exoplaneta, pero de menor calidad.

Así como 146 estrellas binarias eclipsantes (es decir, estrellas que se eclipsan mutuamente). Junto a 231 objetos variables. Todo esto, sobre el papel suena bien. Pero, ¿cómo nos puede ayudar a descubrir exoplanetas más rápido? Pues, entre todos esos hallazgos, hay uno muy interesante. Un posible planeta que gira en torno a la estrella HD 73344 cada 15 días. Si se confirma su existencia, será el planeta detectado en torno a la estrella más brillante de la búsqueda.

Un posible exoplaneta prometedor

Neptuno, observado por la sonda Voyager 2.
Crédito: NASA

No quiere decir que la estrella sea la más brillante que ha observado el telescopio Kepler. Si no que, de identificar ese exoplaneta, sería la estrella de más brillo en torno a la que se ha observado un exoplaneta. Si realmente existe, sería un planeta con un diámetro 2,5 veces superior al de la Tierra, así como 10 veces su masa. Completaría su órbita en solo 15 días, por lo que sería una especie de Neptuno o Urano en miniatura, y mucho más caliente.

Estaría, además, a 114 años-luz del Sistema Solar. Por lo que, de existir, sería un candidato perfecto para estudiar la composición de su atmósfera. Todo esto posible tan solo semanas después de que se publicasen los datos en crudo. En el estudio, también se destaca que descubrir exoplanetas rápido será muy útil para TESS. Ese nuevo satélite que estudiará las estrellas cercanas en fases de 30 días.

En total, analizará el 85% del firmamento. La cantidad de datos que va a recoger es gigantesca. Y, además, a medida que vayan llegando esos datos, habrá períodos de meses para observar esas estrellas antes de tener que esperar un año. Así que se podría trabajar rápidamente en consonancia con las observaciones de TESS, en lugar de tener que esperar un año para realizar las comprobaciones.

TESS tendrá un panorama diferente

Concepto artístico de GJ 1132b. Un exoplaneta a 39 años-luz de la Tierra.
Crédito: cfa.harvard.edu

Los investigadores también destacan que la publicación de datos de la misión K2 del telescopio Kepler ha sido irregular. Con TESS, sin embargo, no va a ser el mismo caso. Los datos del satélite se publicarán cada 27 días durante los dos años que durará la misión principal. Al ser períodos de observación de solo 30 días, también habrá que reaccionar rápido. Por lo que será necesario descubrir exoplanetas y candidatos a exoplanetas lo más rápido posible.

De esta manera, será posible observar los objetos que parezcan interesantes en las mismas fechas. Sin necesidad de esperar al año siguiente para poder realizar las observaciones. Este estudio se ha presentado, de hecho, como un ensayo para lo que se quiere hacer con TESS. El satélite, por cierto, será el sucesor del telescopio Kepler en la tarea de buscar posibles exoplanetas. Se espera que sea muy fructífero.

Por delante, por tanto, queda un período de espera. Pero los resultados son muy prometedores. Descubrir exoplanetas es importante para poder tener objetivos que estudiar con detenimiento. Cuanto mayor sea nuestra base de conocimiento, más posibilidades habrá de que encontremos un mundo que pueda tener algún tipo de vida. Es un largo camino el que hay que recorrer. Cuanto más rápido podamos hacerlo, mejor.

El estudio es Yu et al.; “Planetary Candidates from K2 Campaign 16”. Publicado en The Astronomical Journal el 21 de junio de 2018. Puede ser consultado en este enlace de arXiv.

Referencias: Centauri Dreams

Alex Riveiro

Amante de la astronomía. Hablo de todo lo relacionado con el universo y sus conceptos de una manera amena y sencilla. Desde los púlsares hasta la historia de la astronomía en Al-Andalus.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Bondergirl dice:

    Leído, tío!

¡Comenta este artículo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: