Algunos medios están alertando de la posibilidad de que el asteroide 2006 QV89 choque con la Tierra en septiembre de 2019. Sin embargo, las observaciones indican lo contrario. No hay motivos para la preocupación. Esto es lo que sabemos de este asteroide…

El asteroide 2006 QV89 no está en rumbo de colisión

Lo cierto es que, desde su descubrimiento, siempre ha habido algo de incertidumbre en torno a la órbita de 2006 QV89. Simplemente porque no se había podido observar el tiempo suficiente para refinar su trayectoria. Pero, incluso con esos primeros datos preliminares, la posibilidad de colisión era muy baja. Ahora, con nueva información, el escenario sigue siendo el mismo. El asteroide 2006 QV89 no va a chocar con la Tierra el 9 de septiembre. De hecho, ni siquiera encabeza la lista de objetos con más probabilidad de impacto.

El asteroide 2006 QV89 no va a chocar con la Tierra
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Un asteroide pasando cerca de la Tierra. Crédito: HelloScience.us

Además, no hay que olvidar su tamaño. El asteroide 2006 QV89 tiene un diámetro aproximado de 40 metros. Incluso si impactase, no provocaría destrucción a gran escala en la Tierra. Causaría, como mucho, destrucción localizada a nivel regional. Podría obligar, por tanto, a que se tuviese que realizar evacuaciones de los lugares afectados. Es decir, ni siquiera sería un asteroide que pudiese poner en peligro la vida en nuestro planeta. Pero no solo eso, su rumbo no va a hacer que se acerque a nuestro planeta de forma significativa.

Se calcula que, en el momento de mayor acercamiento, el asteroide 2006 QV89 estará a 6,7 millones de kilómetros de nuestro planeta. Es casi 20 veces la distancia que separa a la Tierra de la Luna. Dicho de otro modo, hay 1 posibilidad entre 7 299 de que se produjese un impacto. Sin embargo, por algún motivo, es una noticia que se ha repetido frecuentemente desde inicios de 2019. No han sido pocos los medios, especialmente de habla hispana, los que han dado a entender que existía un riesgo de colisión con 2006 QV89.

Un visitante común

Como se puede sospechar por su nombre, el asteroide 2006 QV89 fue descubierto en agosto de 2006. Aunque hasta ahora no se disponían de muchos datos, es un asteroide que visita nuestro planeta con bastante frecuencia. Después de 2019, volverá a visitarnos en 2032, 2045 y 2062. De aquí a 2117, no hay ninguna fecha en la que exista posibilidad de impacto del asteroide con la Tierra. Así que estamos ante un asteroide cercano a la Tierra pero que, al menos en las próximas décadas, no supone ningún tipo de peligro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Concepto artístico del meteorito que creó el cráter de Chicxulub, con pterosaurios observando. Crédito: NASA

No solo eso, tampoco es comparable con asteroides anteriores que sí sabemos que han chocado con la Tierra. El ejemplo más claro es, lógicamente, el cometa, de 10 kilómetros de diámetro, que provocó (juntos a otros factores) la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. A medida que seguimos avanzando, nuestra tecnología nos permitirá enfrentarnos cada vez mejor a asteroides de unas pocas decenas de metros de diámetro. Cada cierto tiempo, de hecho, se hacen simulacros sobre cómo se debería actuar.

Son actividades muy útiles para los científicos y para personas de muchos otros ámbitos. Permiten entender cómo habría que coordinarse en caso de que, de repente, descubriésemos que hay un asteroide en rumbo de colisión con la Tierra. Se estudia cómo se podría desviar para evitar el impacto. Y, en caso de ser inevitable, qué medidas habría que tomar para mitigar los daños provocados por la colisión. Con cuanta más antelación se sepa, más tiempo para prepararse. Aunque también suele ser señal de que es un asteroide más grande.

Apofis, un viejo conocido

De hecho, el asteroide 2006 QV89 no es el más interesante en cuanto a cercanía a la Tierra. Ese mérito le sigue correspondiendo a un viejo conocido, el asteroide Apofis. En 2029, pasará a poco más de 31 000 kilómetros de la superficie. Más cerca que los satélites geoestacionarios. De hecho, será visible a simple vista (aunque como un objeto muy tenue) en algunos lugares del mundo. Apofis es, además, el asteroide que más alarma ha generado hasta el momento. Llegó a estar en el nivel 4 de la escala de Turín tras su descubrimiento.

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Representación artística del asteroide Apofis acercándose a la Tierra

No hay ningún objeto que haya llegado a ese nivel. Y, como quizá sepas, con el paso del tiempo su órbita se fue refinando y el riesgo desapareció por completo. Durante un tiempo se temió que en su segundo paso, en 2036, pudiese producirse una colisión, pero el escenario cambió radicalmente con nuevos datos. Porque ese segundo paso será mucho más lejano. Lo hará a más de 8 millones de kilómetros de la Tierra. No se espera ninguna colisión con Apofis en las próximas décadas. Cabe recordar que no se espera ninguna colisión en los próximos 100-150 años.

Eso no quiere decir, sin embargo, que tarde o temprano llegue un asteroide que sí esté en rumbo de colisión con la Tierra. No solo eso, sino que además, sea lo suficientemente grande como para provocar un evento de extinción como el de los dinosaurios. La pregunta, en realidad, no es si puede suceder, sino cuándo sucederá. Cuando llegue ese momento, esperemos que tengamos la capacidad de colonizar otros lugares del Sistema Solar, o el ser humano se extinguirá. Pero el asteroide 2006 QV89 no será ese asteroide. De ninguna de las maneras…

Referencias: Space