El Portal de Espacio Profundo promete ser una de las piezas clave de la exploración del espacio en el futuro. Casi medio siglo después de que el hombre visitase, por primera vez, la Luna, estamos pensando en volver allí… y aun más lejos.

Un plan necesario

Concepto artístico del Portal de Espacio Profundo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico del Portal de Espacio Profundo.
Crédito: NASA

La exploración espacial ha dado varios pasos atrás en los últimos 50 años. Hemos dejado de visitar la Luna para quedarnos en la órbita baja de la Tierra. En el hogar de la Estación Espacial Internacional. En 2016, de hecho, celebró 100.000 órbitas alrededor de nuestro planeta. Toda una hazaña, pero, seamos sinceros, es fácil que nos deje un poco fríos cuando pensamos en que podríamos estar explorando otros lugares…

A principios de 2017, la NASA anunció el próximo paso en su campaña de exploración del espacio: el Portal de Espacio Profundo. Si todo va bien, algo que está por ver, veremos a seres humanos viviendo y trabajando lejos de la Tierra. Durante períodos más largos que nunca antes. Es algo casi imprescindible si queremos pensar en viajar más lejos, a otros lugares del Sistema Solar que podamos explorar con presencia humana.

La NASA ha tenido que enfrentarse a diversos retos. Tras el cierre del programa del transbordador espacial, tuvieron que realizar una gran reestructuración de plantilla con todo aquel personal que trabajaba en el mantenimiento del transbordador. Miles de trabajadores fueron despedidos, o reasignados a otros puestos y otras industrias. Sin embargo, eso no detuvo a la agencia de trabajar en el siguiente gran sistema de lanzamiento.

Un nuevo sistema de lanzamiento

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico del módulo habitacional del Portal de Espacio Profundo.
Crédito: Martin Lockheed

En un principio, ese sistema serían los cohetes Ares. Formarían parte del programa Constelación. Sin embargo, el proyecto fue cancelado y se diseñó un reemplazo. El Sistema de Lanzamiento Espacial. En resumen, se trata de un cohete con la capacidad de poner en órbita más carga que ningún otro construido hasta la fecha. La primera versión será el Block 1, que podrá transportar 70 toneladas. El Block 2 podrá transportar 130 toneladas. Más que el cohete Saturn V, utilizado para las misiones Apolo.

El SLS (por sus siglas en inglés) será utilizado para lanzar nuevos telescopios, enviar misiones robóticas al Sistema Solar exterior y para enviar a seres humanos al espacio. Junto a este sistema, la NASA está trabajando en algo más. Una cápsula, conocida como Orión. Un módulo de tripulación, que recuerda al de las misiones Apolo, capaz de transportar a 4 astronautas más allá de la órbita baja de la Tierra.

Es un plan ambicioso, que nos llevaría a viajar más allá de la órbita baja terrestre en décadas. Si todo funciona, será el primer paso para poder pensar en la construcción de un nuevo proyecto. En muchos sentidos, un heredero de la Estación Espacial Internacional. Podríamos decir, incluso, que podemos verlo como una evolución, un paso más en el camino para convertirnos en una civilización espacial.

El Portal de Espacio Profundo

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

La primera versión del SLS constará de estos elementos.
Crédito: NASA

¿A dónde irá esa tripulación más allá de la órbita baja de la Tierra? Aquí es donde entra en escena el Portal de Espacio Profundo. El plan no podría ser más sencillo. La idea es construir una estación espacial. Eso sí, en la Luna, en algo que llamamos una órbita cislunar. Se trata de una órbita en forma de corona. No estará orbitando alrededor de la Luna, si no en una órbita que permitirá a la estación actuar como un paso intermedio hacia el satélite.

Es como un puente entre puntos de Lagrange. La estación se moverá en una órbita que le llevará desde los 70.000 kilómetros de distancia de la Luna a tan solo 1.500 kilómetros, de manera que será relativamente fácil llegar a nuestro satélite. Visto desde fuera, el Portal de Espacio Profundo parecerá como una pequeña Estación Espacial Internacional. Estará formada por 4 módulos conectados entre sí: un módulo de energía, otro habitacional, uno de almacenamiento de cargas, y otro para paseos espaciales.

El espacio en el interior del Portal de Espacio Profundo será reducido. Los astronautas tendrán que compartir el módulo habitacional, repartiendo el espacio como sea necesario. Será mucho más pequeño, en comparación, al espacio del que disfrutan en la actualidad en la Estación Espacial Internacional. Claro que esta última lleva dos décadas en la órbita de nuestro planeta y se ha trabajado mucho en ella.

El funcionamiento del Portal de Espacio Profundo

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Estos son los elementos del SLS en su segunda versión, capaz de ir más allá de la órbita baja de la Tierra.
Crédito: NASA

La estación funcionará con energía solar. Estará equipada con paneles que proporcionarán 40 kilovatios de energía. Además, usará propulsores de iones, con una potencia de 12 kilovatios, para labores de mantenimiento de la estación en su órbita en la Luna, y los propulsores de hidrazina clásicos. El primer módulo habitacional tendrá la capacidad de dar suministros a los astronautas durante 30-60 días. Una duración que será ampliada con el módulo de almacenamiento de cargas.

En estos momentos, hay varias empresas que optan a construir el Portal de Espacio Profundo. La empresa Lockheed Martin es la que parece partir con ventaja, pero aún no se ha tomado una decisión final. En cualquier caos, el objetivo de la estación es mantener a seres humanos vivos en el espacio, lejos de la magnetosfera protectora de la Tierra. Allí, estudiarán los efectos del espacio profundo en el cuerpo humano.

A largo plazo, además, el Portal de Espacio Profundo servirá como un punto de lanzamiento hacia Marte. Los astronautas se encargarán de montar el Transporte de Espacio Profundo, una nave que tendrá como objetivo transportar a seres humanos hasta el planeta rojo.

Una plataforma de operaciones

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Otro concepto artístico de Lockheed Martin. Una posible base espacial para Marte.
Crédito: Lockheed Martin

El Portal de Espacio Profundo no sólo será una base de experimentos. También será una base de operaciones para explorar la Luna. A corto plazo, la NASA está pensando en enviar nuevas misiones a la Luna. Concretamente, un rover y un aterrizador (una nave que se pose en la superficie). El Portal actuará como puerto para misiones que partan desde la Luna, donde los astronautas podrán dejar las muestras científicas que recojan, así como preparar el rover para misiones en la superficie lunar.

Otra posibilidad, quizá aún más tentadora, es que el Portal de Espacio Profundo actúe como lugar en el que estudiar muestras traídas desde Marte. Allí se podría hacer sin temor a contaminar la Tierra. A fin de cuentas, el protocolo de contaminación planetaria actual implica que las muestras que se trajesen desde Marte tengan que ser esterilizadas antes poder introducirse en la Tierra. Como quizá imagines, es un inconveniente…

Porque… ¿cómo vas a buscar vida en esas muestras si lo que necesitas es matar toda la vida que pueda tener antes de traerlas a la Tierra? En el Portal de Espacio Profundo no es necesario preocuparse por ello. Se trataría de un entorno en el que poder tratar esas muestras libremente y, quizá, encontrar algún posible indicio de posible vida marciana, ya sea presente o extinta…

Las fechas del Portal de Espacio Profundo

La Luna
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

La Luna en fase menguante.
Crédito: John Brimacombe

Eso sí, habrá que armarse de paciencia. El Portal de Espacio Profundo tardará un tiempo en estar operativo. El SLS, a pesar de que aún no está operativo, ya tiene una lista de misiones en espera. Así que no va a ser inmediato… Hablando del SLS, su primer lanzamiento será en algún momento de 2019. Llevará a bordo una cápsula Orión, no tripulada. Después, también en 2019, será utilizado para lanzar la misión Europa Clipper.

Con esas misiones fuera del camino, llegará el primer lanzamiento tripulado del SLS. Se producirá en algún momento entre 2021 y 2023. En ese momento comenzará la construcción del Portal de Espacio Profundo. Cuatro astronautas pasarán tres semanas más allá de la órbita baja de la Tierra para colocar el primer módulo de la próxima estación espacial, el conjunto de placas solares. En 2024, otra misión, tripulada, desplegará el módulo habitacional.

En 2025, la siguiente misión debería encargarse de llevar el módulo de gestión de carga. Por fin, ya en algún momento de 2026, la quinta misión llevará el módulo con la escotilla. Pero las cosas no habrán terminado ahí. Vendrán otras misiones…

Las fechas del Transporte de Espacio Profundo

Concepto artístico de una base lunar
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico de una base lunar, formada por diferentes cúpulas, construida por medio de impresión 3D.
Crédito: ESA/Foster+Partners

Tras la construcción del Portal de Espacio Profundo, llegará otra construcción. La del Transporte de Espacio Profundo. Se tratará de una nave que se encargará de llevar a una tripulación a Marte, así como traerla de regreso. De momento no hay muchos detalles sobre en qué consistirá, pero lo que sí sabemos es que la intención es comenzar la construcción de esta nave allá por 2027, en el Portal de Espacio Profundo.

Allí, los astronautas montarán los diversos componentes, a lo largo de varias misiones. Una vez la construcción esté terminada, el Transporte de Espacio Profundo realizará varias misiones de uno a tres años de duración a Marte (y de vuelta). La nave llevará una tripulación de seis astronautas a bordo, en un gran módulo habitacional, y el propósito no podría ser más fácil de entender y complejo de ejecutar… Mantener a esos seis astronautas vivos durante todo el viaje.

La primera misión podría producirse ya en 2033. Se trataría de un sobrevuelo de Marte. No se realizará ningún intento de aterrizaje. Algo que se producirá en otras misiones al planeta rojo. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que son planes a muy largo plazo. Habrá que ver si todo llega a convertirse en realidad. De momento, el Portal de Espacio Profundo parece seguir avanzando, pero todavía quedan años para su instalación…

Referencias: Universe Today