El telescopio TESS ha descubierto tres exoplanetas alrededor de la estrella L 98-59. Uno de ellos es, además, el más pequeño que ha observado hasta el momento. El hallazgo permite poner de relieve la capacidad del sucesor del prolífico telescopio Kepler…

L 98-59 es una estrella cercana al Sistema Solar

El telescopio TESS es el sucesor de Kepler, responsable del descubrimiento de un gran número de exoplanetas en los últimos años. Las expectativas son muy elevadas porque, con la nueva tecnología, TESS tiene la capacidad de realizar observaciones que su antecesor no podía. En este caso, el observatorio espacial ha detectado tres exoplanetas alrededor de la estrella L 98-59. Se trata de una enana roja cercana al Sistema Solar. Lo más destacable, es que uno de esos exoplanetas tiene un tamaño entre el de Marte y la Tierra.

L 98-59: tres nuevos exoplanetas descubiertos por TESS
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Concepto artístico del telescopio TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite). Crédito: MIT

Es, por tanto, el exoplaneta más pequeño que ha descubierto TESS hasta la fecha. Si bien es cierto que el telescopio Kepler sigue teniendo el récord para el exoplaneta más pequeño descubierto. Se trata de Kepler-37b, localizado a 210 años-luz de nuestro planeta, que tiene un tamaño apenas un 20% superior al de la Luna. El hallazgo permite destacar la capacidad de TESS. Que, sin duda, logrará encontrar exoplanetas incluso más pequeños durante su misión. El método de detección que utiliza es, como en el caso del telescopio Kepler, el de tránsito.

Consiste en observar la luz de una estrella en busca de pequeñas caídas en su brillo. Esa caída indica el paso de un planeta por delante, es decir, en tránsito, desde nuestra perspectiva. Al analizar la frecuencia y la intensidad de esas caídas de brillo, es posible deducir la existencia del planeta, su período orbital e incluso su tamaño. De esta manera se han descubierto más de 3000 de los más de 4000 exoplanetas confirmados. Sin embargo, el método de tránsito no es el más efectivo con los exoplanetas más pequeños, porque oscurecen menos a su estrella.

Lo que sabemos de los exoplanetas de L 98-59

Los tres exoplanetas son L98-59b, L98-59c y L 98-59d. Tienen, respectivamente, alrededor del 80%, 140% y 160% del tamaño de la Tierra. Orbitan a L 98-59 con gran rapidez. Tardan apenas 2,25, 3,7 y 4,5 días en completar una vuelta alrededor de su estrella. Lo más interesante, como explican los investigadores tras el hallazgo, es que TESS podría descubrir la presencia de otros exoplanetas detectando su interacción gravitacional en los que ya han sido observados. Además, el telescopio volverá a observar esta región del cielo varias veces.

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Comparación de los exoplanetas de L 98-59 con Marte y la Tierra. Crédito: NASA’s Goddard Space Flight Center

Podría encontrar exoplanetas con una órbita de hasta 100 días de duración. También hay que destacar, en favor de TESS, que Kepler-37b fue descubierto alrededor de una estrella, Kepler-37, que es muy similar al Sol. Mientras que L 98-59b está alrededor de una enana roja, apenas un 30% del tamaño del Sol y mucho más tenue. Es un hallazgo mucho más complicado. La cercanía de la estrella hace que su sistema de exoplanetas sea muy interesante para posteriores estudios. Las enanas rojas son, a fin de cuentas, las más abundantes del universo.

En los últimos años, se han sucedido los estudios e investigaciones sobre las particularidades de estas estrellas. Se cree que podrían ser el lugar más común para encontrar exoplanetas rocosos. Muchos de ellos, probablemente, en su zona habitable. Lo que abre las puertas a la posibilidad de que puedan albergar vida. De ahí que los investigadores quieran entender mucho mejor si estos exoplanetas pueden lograr, por ejemplo, retener la atmósfera. En muchos casos, la cercanía a su astro hace que sea una tarea casi imposible.

L 98-59 no tiene mundos en su zona habitable

Las malas noticias, en este caso, son que ninguno de los exoplanetas de L 98-59 están en la zona habitable. Todos reciben mucha más energía que la Tierra del Sol. L 98-59b unas 22 veces más, L 98-59c, alrededor de 11 veces más. Mientras que L 98-59d recibe 4 veces la radiación de la Tierra. Todo esto hace que entren dentro de una franja conocida como la zona de Venus. La distancia en la que un planeta rocoso, con una atmósfera similar a la de la Tierra, experimenta un efecto invernadero implacable como el del segundo planeta del Sistema Solar.

L 98-59 b es el exoplaneta más pequeño observado por TESS hasta el momento.
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Concepto artístico de L 98-59b. Crédito: NASA’s Goddard Space Flight Center

En el caso de L 98-59d, por su tamaño, podría ser tanto un mundo como Venus o un mini Neptuno. En cuyo caso tendría un núcleo rocoso y estaría envuelto por una densa atmósfera. Es posible, de todos modos, que alguno de estos planetas pueda ser habitable. Dependería de diversos factores que, en estos momentos, simplemente son desconocidos. Para poder entender si es así, hará falta estudiar estos y muchos otros exoplanetas ya descubiertos alrededor de enanas rojas. Se suman a la lista mundos como Próxima b o el sistema de TRAPPIST-1.

Como ejemplo, los investigadores ponen a nuestro propio Sol. Si empleásemos el método de tránsito desde L 98-59 y captásemos el tránsito de la Tierra y Venus, pensaríamos que ambos planetas son casi idénticos. Tienen casi el mismo tamaño. Sin embargo, sus características son completamente diferentes. No está claro por qué Venus dejó de ser habitable (hace miles de millones de años) y sin embargo la Tierra sigue siéndolo. Es lógico suponer que lo mismo debe pasar con los exoplanetas alrededor de enanas rojas.

Mucho por descubrir y analizar

TESS observará L 98-59 en varias ocasiones más. Algo que permitirá, a los investigadores, refinar la información sobre los tres exoplanetas. Quizá, en el camino, incluso se llegue a descubrir alguno más. Y, dado que estos tres están en la zona de Venus, es muy posible que los siguientes, más allá de esas órbitas, sí estén en la zona habitable. Su historia, si sucediese esto, sería similar a la de TRAPPIST-1. Inicialmente se descubrieron tres exoplanetas a su alrededor. Tiempo después se realizó el hallazgo de los otros cuatro exoplanetas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr
Este concepto artístico muestra el sistema de TRAPPIST-1 visto desde la superficie de uno de sus planetas. Crédito: NASA/ESA/HST

El trabajo de TESS permitirá crear un gran catálogo de exoplanetas rocosos alrededor de estrellas cercanas. Esto permitirá al telescopio James Webb, programado actualmente para su lanzamiento en 2021, será capaz de utilizar sus instrumentos para estudiar si tienen atmósferas. Si es así, podrá desentrañar su composición. TRAPPIST-1 tiene cuatro exoplanetas en su zona habitable. Están considerados los principales candidatos para el estudio. Pero los investigadores creen que L 98-59 es igual de interesante y prometedor.

Habrá que ver si, en los próximos meses, logran descubrir más exoplanetas alrededor de esta estrella. TESS tiene todavía un largo trabajo por delante. Cuando, finalmente, el telescopio James Webb comience a funcionar, arrancará una de las etapas más prometedoras del estudio de exoplanetas. Comenzaremos, por fin, a poder entender cómo son sus atmósferas y qué parecido, o no, guardan con nuestro planeta. Pero de momento, lo principal es seguir descubriendo más objetivos para que esa lista de mundos interesantes no deje de crecer…

Estudio

El estudio es V. Kostov, J. Schlieder, T. Barclay et al.; «The L 98-59 System: Three Transiting, Terrestrial-size Planets Orbiting a Nearby M Dwarf». Publicado en la revista The Astronomical Journal el 27 de junio de 2019. Puede ser consultado en este enlace.

Referencias: Universe Today