Aunque parece una idea futurista, el primer hotel espacial ya tiene fecha. Se trata del Aurora Station (Estación Aurora). Aunque todavía habrá que esperar un poco para verlo en funcionamiento. Además, no estará al alcance de todos los bolsillos…

El primer hotel espacial… de lujo

Aurora Station, el primer hotel espacial
  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico de Aurora Station en la órbita baja de la Tierra.
Crédito: Orion Span

Aurora Station es el proyecto de una compañía llamada Orion Span. Su objetivo es llevar a más publico lo que llaman «la experiencia de los astronautas». Su objetivo es que se convierta en un destino en el espacio. Tras su lanzamiento, entrará en funcionamiento de forma casi inmediata. Buscan, según su director, llevar a los viajeros al espacio con más rapidez y con un precio mucho más bajo que hasta ahora. Todo ello dando una experiencia inolvidable.

Entre todo ese márketing, se oculta una noticia que es interesante. Si bien plantea algunas dudas. Por un lado, lo que la compañía ofrece es una estancia de 12 días en la Aurora Station. Esos 12 días en el hotel espacial costarán 19.000.000$ (alrededor de unos 15.000.000€). Pero no basta con tener el dinero. Los viajeros tendrán que apuntarse, también a un programa de tres meses de duración de la propia empresa.

Es lo que llaman Certificación de Astronauta de Orion Span (OSAC, por las siglas en inglés). Es decir, esas personas serán entrenadas en unas instalaciones en Houston, Texas. Así que no parece que, al menos al principio, esa experiencia inolvidable que prometen vaya a estar disponible para todo el mundo. Ni aunque tengan el dinero necesario. Todavía no hay detalles sobre en qué consistirá, exactamente, ese programa de entrenamiento.

Un hotel espacial en la órbita baja de la Tierra

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico del interior de Aurora Station, que tendrá capacidad para 6 personas.
Crédito: Orion Span

En cualquier caso, sobre el papel, la idea de la Aurora Station no suena mal. Orbitará sobre la Tierra a unos 320 km de altura. Es decir, ligeramente por debajo de la Estación Espación Internacional, que orbita a 400 km. Por lo que tardará 90 minutos en completar una vuelta alrededor del planeta. Es decir, verán 16 salidas y puestas de sol cada día. Es decir, un total de 192 salidas y puestas de sol durante los 12 días de estancia.

Además de, por supuesto, ver pasar el planeta bajo sus pies constantemente. El hotel espacial tendrá capacidad para 6 personas. 4 huéspedes y 2 empleados. Cada pareja de invitados tendrá su propia zona privada. Según Orion Span, la nave contará con dos suites privadas de lujo. La experiencia puede ser realmente memorable, sin duda. Pero 12 días parece bastante tiempo si tenemos en cuenta que la estación tendrá unos 520 metros cuadrados.

Es decir, cada suite tendrá el tamaño de una habitación pequeña. Por lo que, una vez que te acostumbres a la experiencia, es posible que se vuelva repetitivo. Sin embargo, parece que Aurora Station también estará preparada en ese caso. Contará con Wifi, proporcionando acceso a Internet y, además, una holocubierta de realidad virtual. Al menos eso es lo que prometen sus creadores. Veremos si realmente llega a suceder.

El hotel espacial ya tiene fecha de lanzamiento

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico de los módulos de Aurora Station.
Crédito: Orion Span

Habrá que esperar a 2021 para que Aurora Station sea lanzada al espacio. El objetivo es que, en 2022, empiece a recibir invitados. Según Orion Span, los 12 días son el motivo de haber charlado con antiguos turistas espaciales. Para ellos, 10 días en la Estación Espacial Internacional era poco. Así que esperan que los dos días extra ayuden. En cualquier caso, queda otra cuestión sobre la mesa. ¿Cómo llegarán los pasajeros a la estación?

Parece que la idea es recurrir a compañías espaciales privadas como SpaceX. La empresa de Elon Musk tiene planes de enviar turistas en viajes de ida y vuelta alrededor de la Luna. Además, ya han trabajado con la Estación Espacial Internacional. Tienen experiencia en acoplar sus naves allí, por lo que no debería ser problema llevar pasajeros al hotel espacial. No parece, además, que vayan a faltar pasajeros.

Se anunció el 5 de abril de 2018, y los cuatro primeros meses de reservas ya están completos. Solo se tardaron 72 horas en venderlos. Cada pasajero pagó 80.000€ como depósito. Así que no parece que vayan a faltar interesados. Un tema completamente diferente, a mi modo de ver, es si esto realmente terminará llegando a buen puerto. Es un proyecto que, seguramente, tendrá que hacer frente a muchas dificultades.

Mucho más que un hotel espacial

  • Facebook
  • Twitter
  • Buffer
  • Pinterest
  • Gmail
  • reddit
  • LinkedIn
  • Tumblr

Concepto artístico de Aurora Station.
Crédito: Orion Span

Aurora Station no será solo un hotel espacial para la gente que pueda permitirse una escapada al espacio. También tendrá un aspecto centrado en la investigación. Las instalaciones estarán disponibles como plataforma de investigación en entornos de microgravedad. También tendrá capacidad de manufacturar y hacer impresión 3D allí mismo. Aunque es cierto que este es el aspecto que menos se ha vendido. Lo llamativo es que habrá un hotel espacial en unos años.

Si todo funciona bien, Orion Span parece que aumentará su capacidad. Según han contado, Aurora Station será expandible. Podrán añadir más estaciones a la original sin tener que interrumpir nada. Y esto nos lleva al siguiente gran objetivo de la empresa, que parece más complicado. Edificios espaciales. En pocas palabras, quieren crear una ciudad en el espacio, a partir de la Aurora Station original. Y, según ellos, sin afectar al hotel espacial original.

El objetivo es que llegue un momento en que la gente pueda comprar un hogar en el espacio. No hay muchos detalles en este sentido, pero sí que me plantea muchas preguntas. ¿Cómo se proporcionarán los suministros a esa población? ¿Cuánta gente quieren llevar al espacio? Además, el diseño es otra cuestión. ¿Será un entorno de microgravedad? Porque, probablemente, para una ciudad espacial lo más atractivo sería pensar en un cilindro de O’Neill. En cualquier caso, parece que el futuro se acerca…

Referencias: Universe Today